45km Guillena-Castilblanco-Guillena por Camino de Santiago

Partiendo de Guillena, haremos una ruta circular en sentido anti-horario. Se sube hacia Castilblanco por el trazado del  Camino de Santiago. Como siempre, se puede añadir alguna variante, pero los kilómetros apenas varían. TRACK

Desde Guillena, saliendo hacia Burguillos por carretera, tenemos que recorrer unos km hasta llegar a la primera glorieta y girar para entrar en el polígono industrial. Un par de giros por las calles del polígono, y ya estamos en el carril que nos lleva a Castilblanco (tramo del Camino de Santiago). Pasaremos viendo la torre del cortijo del niño del cura.

A partir de encontrarnos con unas encinas, el carril se convierte en un terreno muy técnico, por lo que hay que llevar cuidado. Este trayecto es muy divertido hacerlo en bajada, pero en esta ocasión lo haremos subiendo. Cuidado, porque podemos encontrarnos bikers bajando rápido, y peregrinos andando.

Una vez que llegamos a la carretera, es preferible tomar el sendero que trascurre junto a ella. Además de ser menos peligroso, es mucho más divertido.

Tras pasar por Castilblanco, tomamos un amplio carril que nos lleva a la presa del embalse del Cala, con subidas y bajadas constantes. Un verdadero rompe-piernas. La bajada a la presa puede ser peligrosa si nos confiamos. En este tramo, es normal encontrarse con compañeros sufriendo con la exigente subida. Ellos irán lentos, y su velocidad de maniobra para esquivarnos también lo será. Es mejor adelantarse a sus reacciones, procurando adelantarles nuestra trazada.

Como ya es sabido en el mundillo BTT, “tras una gran bajada, hay una gran subida”. El terreno va picando hacia arriba, hasta llegar al giro del cortijo de ganadería brava. De ahí, hacia la bajada de la cuesta de los toros, donde alcanzamos el embalse del Gergal. Dejando atrás La Cantina, un buen lugar para parar a repostar, empieza la exigente subida de las Zs. Llegando a la Cruz de la mujer, y a la entrada del camino restringido de Emasesa.

Entramos hacia el carril Restringido, e inmediatamente, giramos a la derecha en dirección al pantano. Una bajada con bastante pendiente donde no podemos descuidarnos. Si el pantano tiene mucha agua, hay que buscar otro trazado, pero no es complicado.

Cuando de nuevo llegamos al carril, hay que atravesar un pinar antes de llegar a Guillena de nuevo.

Se puede realizar en cualquier época del año. Pero es preferible hacerlo con tiempo fresco. Junto al pantano del Gergal se puede encontrar algo de barro si lo haces en invierno. A partir de la zona de La Cantina, es posible encontrarse coches circulando por el carril.

En esta ruta NO hay que abrir cancelas, pero si las vieras: NO OLVIDES DEJARLAS COMO LAS ENCONTRASTE. Si somos educados con nuestros anfitriones, nunca nos impedirán el paso por sus terrenos. El tiempo del track es yendo a un ritmo tranquilo, aunque siempre puedes mejorarlo dándole un poco de intensidad al pedaleo.

Si quieres descargar el TRACK

enero 29th, 2018 by
Visit Us On Facebook